Lo que dice la Prensa:

Metropoli el mundo

 

Guia LATAM

 

Gourmet & Travel

 

Guia Vintage Madrid

portada libro ginlibro gin

 

Nuevas Ideas
Comer Beber

¡FELiZ DíA (Y RUTA) DEL GiN TONiC!
(CRÓNiCA SENTiMENTAL)

Imagen

   Hoy, Sábado 09 de abril de 2016, (no) hay excusa: se celebra el Día Internacional del Gin Tonic, y toca brindar con el combinado más de moda del momento. Crónica Sentimental de un cóctel que ha sabido reinventarse desde su creación en el siglo XVIII en la India para tapar el sabor amargo de la quinina

Contra todo pronóstico, tanto la ginebra como la tónica son fruto, a siglos de distancia, de la intensa búsqueda de un antídoto contra la peste bubónica y luego contra el cálculo renal en el caso de la primera, y contra la malaria en el caso de la segunda. En efecto, el origen de la ginebra se remonta al siglo XIV cuando unos monjes italianos eligieron las bayas de enebro por sus cualidades diuréticas para fabricar un remedio que favoreciera la circulación. Y, un siglo después, inspirándose en el hallazgo eclesiástico, un médico y farmacéutico alemán, afincado en Holanda, en busca y captura de un medicamento contra el cálculo renal, tuvo la genial idea de dejar macerar las bayas durante una semana en alcohol de cereales… El resultado fue tan sabroso que el nuevo elixir no tardó en popularizarse, y con la excusa de que era una medicina, su consumo se extendió por toda Europa a partir de su embotellamiento por Luca Bols en 1575.

En cuanto a la soda, hubo que esperar hasta 1783 para que el joyero y empresario alemán, Johann Jacob Schweppe (1740-1821), después de instalarse en Ginebra para investigar los efectos del aire en el agua -entre otras cosas (digo yo)-, creara el primer proceso industrial para producir agua mineral “artificial” carbonatada, que en 1870 adoptaría su nombre definitivo, que cambiaría las juergas nocturnas de muchos: la Tónica. El nuevo refresco pasó de ser la bebida favorita del rey Guillermo IV de Inglaterra (1765-1837) a endulzar la vida de los soldados del Imperio, destacados en la India (entonces) británica a partir del siglo XIX, que la usaban para tapar el sabor amargo de la quinina, que se usaba para combatir la malaria que afectaba a la población del país colonizado.

Finalmente, cuenta la leyenda que los oficiales de la India, para absorber sus dosis diarias de quinina y ¿diferenciarse de los soldados rasos?, empezaron a mezclarlas con zumo de lima, azúcar, ginebra y tónica
  ¡Feliz Día (y Ruta) del Gin Tonic!

PD curiosa: ¿Sabías que la palabra “cóctel” procede del inglés “cock’s tail”, que significa “cola de gallo”, que a su vez proviene de Méjico donde en el siglo XIX comerciantes ingleses de maderas preciosas se aficionaron al minuto a las mezclas de zumos y aguardientes que se servían en las tabernas y en las que, para evitar el mal sabor, se colocaba unas raíces delgadas y lisas de una planta cuya forma recordaba una “cola de gallo”?
Referencias útiles:
RUTA DEL GiN TONiC

 

(2) Café Belén (también en Facebook) (en la ilustración)
Calle de Belén, 5
28004 Madrid
913 082 747
M Chueca
Horario:
– De Martes a Jueves: de 15h30 hasta las 3h de la madrugada;
– Los Viernes y Sábados: de 15h30 hasta las 3h30 de la madrugada;
– Los Domingos: de 19h hasta las 22h.

 

Sigue leyendo

Come o cena bien, y te haremos un descuento

 

Come o cena en:

Los restaurantes de Chueca: Libertad 26 / O la la / Yoshi / Bogota / Taberna Argensola / Trattoria Toto e Pepino / Cafetin / Sexto / Nuevo Horno Santa Teresa / Mad Grill / Lady Madonna / Sr. Lto / Cisne Azul / El Buho / La Buha / Paco y Beto / Atlantica

y recoje tu tarjeta de descuento para el Café Belén

valido martes, miercoles y jueves

Tertulia infinita en el Café Belén

La Tertulia Infinita

Periodistas internacionales debaten sobre un mundo que no se acaba nunca

Yolanda Álvarez y Ferran Quevedo: infancia en Oriente Medio

tertulia infinita

Niños que lloran, mueren o se sacuden atónitos el polvo de las bombas. Los conflictos siempre han amenazado a la infancia, pero ahora lo hacen en directo, a la vista de todos, dejando a los ciudadanos impotentes. ¿Cómo contar las historias de los más pequeños con respeto y sobre todo de manera útil?  Hablamos con Yolanda Álvarez y Ferrán Quevedo, dos profesionales de la información expertos en una de las zonas donde los niños nos han encogido más el corazón en los últimos años: Oriente Medio.

Comparte con nosotros La Tertulia Infinita 21 Especial Navidad en uno de los locales más acogedores de Madrid, el Café Belén. Te esperamos.

La Tertulia Infinita 21 con Yolanda Álvarez y Ferran Quevedo

Dónde: Café Belén. C/ Belén, 5. Madrid. Metro Alonso Matínez

Cuándo: Martes 20 de diciembre. 19.30 horas

Entrada libre y gratuita

ferran-quevedo yolanda-twitter

Yolanda Álvarez (@yalvareztv) es periodista, postgrado en Cooperación Internacional al Desarrollo, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en TVE. Empezó en Valencia y en 2007 pasó (por oposición) a los servicios centrales de Madrid, cumpliendo su sueño de dedicarse a la información internacional. Primer destino: Costa de Marfil. A partir de ahí, Irán, la primavera árabe de Túnez y Yemen, Chernóbil o la República Democrática del Congo. Entre 2011 y 2015 fue corresponsal de TVE en Oriente Medio, con base en Jerusalén. Desde allí contó la entrada en vía muerta del Estado palestino, el auge y caída de los Hermanos Musulmanes en Egipto, el terremoto de Van en Turquía, dos visitas papales a Tierra Santa y las ofensivas militares de Israel contra Gaza (2012 y 2014). Este último trabajo le reportó premios y reconocimientos por parte de la profesión pero también presiones de Israel que terminaron con TVE trayéndola de vuelta a España. Ahora trabaja en En Portada, y uno de sus reportajes más celebrados ha sido “Esclavas del Daesh”, sobre el drama de la minoría religiosa yazidí frente al ISIS en Irak.

 

Ferran Quevedo (@ferran_quevedo) es fotoperiodista, activista y postgrado en Cooperación internacional, Desarrollo y Acción Humanitaria. Suya es la imagen que ilustra el cartel de esta tertulia. Profesional todoterreno, comenzó trabajando en los años  90 como fotógrafo deportivo, para pasar después al mundo de las misiones internacionales. Así conoció Palestina y Líbano, desarrollando proyectos relacionados con la educación y los niños. Ha recorrido todo Oriente Medio desde 2003 hasta 2015, desempeñándose en algunas fases como periodista independiente -cámara al hombro y lápiz en la oreja- y en otras como cooperante o incluso enfermero en hospitales de campaña. Fue voluntario en Irak y en la frontera Líbano-Siria, donde convivió durante un año con desplazados. Es un gran conocedor de la cultura y población de Líbano (vivió 9 años en Beirut) y un estudioso destacado de los archivos de la guerra civil en el país. Comisarió exposiciones e impartió clases de Literatura y Fotografía, además de dirigir seminarios como el de “La imagen en conflicto”,  celebrado en la Universidad Americana de Beirut.